sábado, 27 de agosto de 2011

Muere el juglar vallenato colombiano "Moralito" a los 97 años de edad


Rostros alegres, música y parranda pidió ‘Moralito’ para este día. Era un deseo afianzado en su creencia en un descanso eterno; sin embargo, aunque muchos intentaron subyugar la melancolía y controlar las lágrimas, estas brotaron a mares, al compás de los versos que dejó el juglar que hoy será despedido.


"Se murió Moralito". Los mensajeros se multiplicaron por todo el mundo este viernes para pregonar la noticia triste, que opacó el esplendor con que amaneció el día de su partida, en el que a diferencia de los que lo antecedieron, el cielo lucía azul y despejado, y la Sierra Nevada exhibía picos blancos adornando su silueta.

Se fue de mañanita, pero no se trató de una despedida rabiosa, como la que está eternizada en la canción de la que él es protagonista, junto con Emiliano Zuleta Baquero: ‘La gota fría’; esta fue una partida suscitada por el enorme peso de los años, por las fuerzas ausentes, por el proceso natural de los mortales.

"El maestro estaba en muy malas condiciones. Tenía una falla multiorgánica, con afección de tres de sus órganos vitales: El corazón, los pulmones y los riñones. Murió de una falla respiratoria, por una neumonía que finalmente le generó una insuficiencia respiratoria", fue el parte que entregó el médico Rafael Bolaños, quien tampoco pudo ocultar la melancolía que se regó por Valledupar, cruzó las fronteras urbanas y se estacionó en Guacohe, patria chica de ‘Moralito’.

Hubo llamadas entre los más cercanos, mientras los que estaban lejos emprendieron el viaje hacia Valleudpar para estar presentes esta tarde en el Cementerio Central, última morada del maestro.

"Yo estaba en mi casa, cuando me llamó Cecilia (hija de Morales). Eso me entristeció mucho porque la de ‘Moralito’ era mi segunda casa", expresó Juan de Dios Torres, compositor de la obra ‘El último juglar’, la cual ocupó el segundo lugar en el concurso de canción inédita del pasado Festival de la Leyenda Vallenata, que se realizó en honor a él y Leandro Díaz. Hizo entonces las llamadas a la funeraria, para que se encargara de las exequias, y salió para la Clínica del Cesar, sitio de permanencia recurrente de Lorenzo Morales, en su tiempo de ocaso.

Un momento después, mientras hacía este relato en la Funeraria Ultra, a Juan de Dios se le quebró la voz y le cantó al ‘ausente’:

"De los músicos más viejos/es el último juglar/‘Moralito’ el ‘guacochero’/ del siglo nos va a pasar"

"Ya falta poco" fue lo que respondió ‘Moralito’ hace unos meses, cuando escuchó la canción de Juan de Dios y juntos hicieron cuentas de los años que faltaban para el siglo de vida del juglar. Ese anhelo de longevidad para su amigo hizo que la noticia golpeara más al compositor - admirador, para quien "se fue una leyenda, una institución del folclor vallenato". Hoy, en su despedida sonarán de nuevo estos versos.

Evocando a Morales

Con el avance de las horas, fueron llegando a la funeraria todos los que de una u otra forma admiraron o estuvieron en contacto con su obra.

Su ahijado Juan Segundo Vanegas se notaba compungido hasta el llanto. "A mí me dejó un consejo que no se me olvida nunca, me lo dio hace muchos años y todavía lo conservo: Que el artista para ser artista no debía ser muy caminante; ahí que comencé yo a ajuiciarme un poco porque era bastante loco, ese consejo fue muy grande para mí y lo seguiré conservando mientras viva". Las lágrimas no lo dejaron continuar.

Se convirtió a partir de entonces la Funeraria en un lugar de evocaciones y relatos acerca de la vida de un hombre que le heredó su talento a nuevas generaciones del folclor y que se convirtió en gloria musical de su país.

El sepelio

En la tarima ‘Francisco el Hombre’, en la plaza ‘Alfonso López’, donde suenan sus composiciones en cada Festival Vallenato, estará este sábado el cuerpo de ‘Moralito’ para recibir ‘in memorian’ los homenajes que no alcanzó a tener en vida. Su cuerpo es velado en la Funeraria Ultra de Valledupar, de donde será trasladado, a las dos de la tarde, a la sede de la Sociedad de Autores y Compositores, Sayco; ahí permanecerá en cámara ardiente por más de una hora. A las tres y media se cumplirán el acto religioso en la iglesia Inmaculada Concepción, de donde pasará a la plaza.

‘Moralito’, en pocas palabras
Juan Manuel Santos, presidente de la República: "Los colombianos lamentamos el fallecimiento de Lorenzo Morales, un hombre que siempre nos alegró el corazón. Nuestras condolencias a su familia".

Alfredo Gutiérrez, Rey vallenato: "Moralito, con su templanza de acordeonero, cantante, verseador y compositor, escribió esa memorable página con el viejo Emiliano Zuleta, ‘La gota fría’, que hoy le sigue dando la vuelta al mundo, llevando en su canto un hermoso episodio de nuestro folclor vallenato".

Adrián Villamizar, Compositor – Rey de la canción inédita: "Brilló intensamente con luz propia y sabrosura, dejando huellas que deberán transitar todos los que quieran entender la raíz del folclor. Con noble y morena entereza se prestó para el juego mediático de asumir ser el segundo a bordo de una disputa musical histórica que no tuvo vencedor: La Gota Fría".

Jorge Celedón y Jimmy Zambrano, artistas vallenatos: "Nos queda su grato recuerdo, del hombre sencillo, humilde y talentoso, que escribió memorables páginas en el folclor vallenato. También nos queda el legado musical de sus obras"
Efraín 'el Mono' Quintero, compositor - pintor: "Para mí, Lorenzo Morales era la imagen más pura, más representativa del juglar vallenato. Yo creo que ese término encierra lo profundo de la obra de Lorenzo Morales".

Mateo Torres, compositor: "El único testimonio vivo que existía como un verdadero juglar en nuestras manifestaciones populares era Lorenzo Morales, porque en él se conjugaban todos los aspectos que se deben tener en cuenta para un estudio serio de lo que es nuestra música".

Beto Murgas, compositor – presidente de Sayco: "Yo considero que se fue una pieza fundamental del engranaje folclórico que hoy simboliza a Colombia, la música vallenata".

Rodolfo Molina Araújo. presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata: "Su partida deja un sabor amargo, pero también la complacencia de que Dios nos lo prestó por 97 años, que eso no lo hace con todo el mundo. Cualquier homenaje es pequeño ante la grandeza de su obra".

Omar Geles, acordeonero y cantautor: "El vallenato está sintiendo hoy un profundo dolor. Era el último juglar, esos que abrieron el camino para que pudiéramos pasar todos los cantantes que hoy estamos cantando y tocando vallenato por el mundo".

Iván Villazón, cantante vallenato: "Estoy triste porque era el último juglar que nos quedaba en nuestro folclor vallenato. Nos deja una gran obra musical, que está a la orden de todos los intérpretes vallenatos, para regrabarla y ponerla de nuevo en consideración de los amantes de nuestra música".

Carlos Vives, cantante vallenato: "Lorenzo, gracias por tu vida y tu amistad, hasta siempre".
Cort. El Universal de Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada