viernes, 31 de octubre de 2014

Se solicita niñera

Lo que se regó de forma viral por todas las redes, es lo de la niñera del ministro Jaua quien portaba una pistola en la maleta a bordo de un avión de PDVSA. Esto se convierte en algo tan inaudito que da para una película de Halloween

AGLAYA KINZBRUNER/TalCualDigital
Hay muchas definiciones de caos. La que más me gusta es la de Chuang-tze. Los amigos le debían mucho a Caos y querían hacer algo por él. Habiendo observado que él no tenía ojos, ni oídos, nariz o cualquier órgano mediante el cual él los pudiese percibir, decidieron poco a poco irle poniendo ojos, luego la nariz, los oídos hasta volverlo una persona como ellos. Al volverse tan sensible como ellos, Caos murió.

Sin embargo, voy a traer a colación otra definición de caos. Me valdré para eso del cuento de la abuelita y la pastilla de dormir. Una viejita va al médico para hacerse un chequeo. El galeno la encuentra bien de todo, bien avispadita, sólo tiene una curiosidad.

"¿Usted duerme bien?", le pregunta. - Sí, contesta ella tranquila, pero es porque siempre me tomo mi pastilla. Curioso el médico pregunta: - ¿Y qué pastilla será esa? ¬ Es una pastilla anticonceptiva, contesta ella.

El médico sin querer hizo una pausa. ¿Y no cree usted que está ya algo crecidita para ese tipo de pastilla? ¬ Ella se sonríe y luego dice: Mire, todas las mañanas disuelvo una pastilla anticonceptiva en el jugo de mi nieta de dieciséis años y ¡no sabe lo bien que duermo por la noche! Eso no puede obviamente suceder aquí porque ni con la lámpara de Aladino y menos con la de Diógenes se pueden conseguir pastillas anticonceptivas.

Y eso que, según el Banco Mundial, Venezuela es uno de los países con más alto índice de embarazo precoz. ¡Tantas vidas destrozadas por no poder acceder más ni a una buena educación ni a un buen trabajo! O se mueren en la Sección de Neonatología de un hospital (Barcelona 13/10/14) del estado, como acaba de suceder, o los que apenas sobreviven pasarán a engrosar los colectivos de mañana.

Colectivos que fueron fundados para proteger y alimentar la revolución y que ahora deciden los destinos del país. Salieron de Rodríguez Torres y de la directiva del CICPC.

¿Por la cabeza de quién irán ahora? Eso sí es caos.

Además de producir caos somos los referentes de las noticias más estrafalarias. Ya tenemos a dos anunciantes de bombas inexistentes, uno en Estados Unidos, quien está preso y debe pagar una multa de US$ 50.000 y otro en una ruta nacional Caracas Maracaibo. ¿Estamos en alguna competencia mundial de payasadas? Lo que se regó de forma viral por todas las redes, la niñera con una pistola en la maleta a bordo de un avión de PDVSA es tan inaudito que da para una película de Halloween.

¡Octubre siniestro, terrorífico! ¡Cómo se burlaron de las colitas de PDVSA! Sin embargo, tanto en esta instancia como en otras, no queda sino admitir que todo, absolutamente todo ¡lo hacen peor!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada