lunes, 13 de octubre de 2014

Detectan el segundo caso de ébola en Estados Unidos

DALLAS.-  Una enfermera en Texas ha dado positivo de ébola aun cuando utilizó uniforme protector completo cuando participó en la atención de un paciente que murió a causa del virus en un hospital, dijeron el domingo autoridades de salud.


Si se confirma el mal en el diagnóstico preliminar, la enfermera se convertirá en el primer caso conocido de contagio en Estados Unidos.

El doctor Tom Frieden, jefe del organismo federal Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), dijo que el diagnóstico actual confirma que hubo una infracción al protocolo de seguridad.

Por lo tanto, se considera que quedaron expuestas al virus todas las personas que participaron en la atención de Thomas Eric Duncan, agregó.

La enfermera utilizó traje, guantes, mascarilla y escudo cuando atendió a Duncan en la segunda visita de éste al Hospital de Salud Presbiteriano Texas, dijo el doctor Daniel Varga, de la firma Texas Health Resources, que administra el hospital.

La enfermera no ha logrado identificar alguna infracción al protocolo de seguridad a la que pudiera atribuirse su infección, declaró Frieden.

Duncan llegó el 20 de septiembre a Estados Unidos procedente de Liberia para visitar a su familia. El 25 de septiembre, buscó por primera vez atención médica porque sufría fiebre y dolor abdominal. El enfermo había dicho a una enfermera que había llegado de África pero fue enviado a su casa.

Duncan regresó el 28 de septiembre y fue puesto en aislamiento ante la posibilidad de que estuviera infectado de ébola y falleció el miércoles 8 de octubre. El hombre tenía 42 años.

Más de 4.000 personas han fallecido en la actual epidemia de ébola que asuela a África Occidental, según estadísticas que difundió el viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La mayoría de las muertes han ocurrido en los tres países más afectados con el virus, a decir Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Según Varga, la enfermera informó el viernes en la noche que tenía fiebre como parte de un régimen de autosupervisión como lo exigen los CDC. Otra persona fue puesta en aislamiento y el hospital ha dejado de aceptar a nuevos pacientes que se canalizarían a unidades de emergencia.

"Sabíamos que un segundo caso podría ser una realidad y nos hemos estado preparando para esta posibilidad", dijo el doctor David Lakey, comisionado del Departamento de Servicios de Salud de Texas.

"Hemos ampliado nuestro equipo en Dallas y trabajamos con diligencia extrema para evitar una mayor propagación", agregó.

Sin embargo, Frieden planteó las conjeturas sobre una posible infracción al protocolo de seguridad.

En declaraciones al programa "Face the Nation" de la CBS, Frieden afirmó que entre los aspectos que investigarán los CDC es la manera como el personal médico se quitaba sus uniformes, porque hacerlo incorrectamente puede propiciar contaminación.

Las autoridades dijeron tener información sobre la posible existencia de una mascota en el apartamento de la enfermera infectada. Señalaron que tienen listo un plan para cuidar al animal y no creen que haya indicios de que la mascota hubiera contraído el ébola.

El Nuevo Herald

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada