jueves, 16 de octubre de 2014

Maduro: "Serra fue asesinado por su jefe de escoltas y un paramilitar"

Foto de archivo
El presidente Nicolás Maduro aseguró desde Miraflores que el diputado Robert Serra fue asesinado por su jefe de escoltas, Torres Camacho (detenido) y un presunto paramilitar, Leiva Padilla, apodado "El Colombia". Reveló que el presidente de la AN, Diosdado Cabello y el ministro de Educación, Héctor Rodríguez, fueron víctimas de intentos de asesinato.

Caracas.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró que los autores materiales del diputado a la Asamblea Nacional Robert Serra y de su asistente María Herrera, fueron el jefe de escoltas del propio diputado, Torres Camacho, y un presunto paramilitar colombiano de nombre Leive Padilla, apodado "El Colombia", quienes, según el mandatario, fueron las dos primeros de seis personas, registradas por una grabación, en entrar a casa de Serra en horas de la noche el día de su muerte.

Informó que de las seis personas que entraron en casa de Serra dos están detenidos y confesos, mientras que las otros cuatro están en condición de prófugos. Agregó que poseen la identidad de algunas de las otras personas involucradas en el crimen: Fariñes "Palomino";  Carlos García alias "Tintín", ya detenido; José Padilla, apodado "Oreja" y Leiva Padilla, alias "El Colombia", que según dijo Maduro están en fuga y se encuentran solicitados; y por último, Dani Salinas y Antonio Vegas,  también detenidos.

"Tenemos el video de dos de los asesinos. (El crimen) se preparó por algo más de dos meses", detalló Maduro que luego aseguró que el tiempo de planificación fue de más de meses.

Repitió en varias ocasiones que "presionado" el crimen fue planificado "por un paramilitar colombiano, apodado "El Colombia"" que maneja una banda del mismo nombre

Al hablar de la forma en que fue cometido el crimen, el mandatario indicó: "seis entraron en casa de Serra y dos se encontraron en dos vehículos" en áreas cercanas a la residencia de Serra.

El mandatario venezolano comentó que el presunto paramilitar "compró con dinero en efectivo" al jefe de escoltas de Serra y lo ayudó durante tres meses a planificar el asesinato del diputado. Alegó que el crimen fue cometido en un lapso de  "cinco a seis minutos" y que ambas víctimas, Serra y Herrera, fueron asesinados con un punzón.

Comentó que los presuntos asesinos habían extraído el CPU de las cámaras de seguridad, sin embargo, había otro sistema cerrado que grabó parte de lo que ocurrió, esta grabación fue la mostrada por Maduro en el momento de sus declaraciones como parte de las pruebas que indicó fueron esenciales para la resolución "rápida" del crimen, sobre todo la identificación de los autores materiales.

En el video mostrado por Maduro se observa cuando seis personas entran a la casa de Robert Serra en La Pastora. No se puede apreciar ni a Serra ni a Herrera en las imágenes.

El Jefe de Estado sentenció que el crimen del parlamentario marcó la sociedad venezolana y aseguró que han buscado manipularlo "para desfigurar investigaciones e imponer por vías nacionales e internacionales versiones que ya estaban preparadas", como por ejemplo la de que el móvil fue un robo.

Maduro reiteró que el crimen forma parte de una cadena de eventos violentos que comenzó con las guarimbas en febrero de este año y que ahora, aseguró, está en la fase de "atentado terrorista". Indicó que el crimen tenía como objetivo desestabilizar el país.

Indicó que la semana que viene aportará pruebas al gobierno de Estados Unidos de presuntos vínculos de "grupos terroristas" radicados en Miami que buscan intervenir en Venezuela.

Todo esta información la ofreció en una rueda de prensa desde el Palacio de Miraflores en compañía de la ministra de Defensa, Carmen Meléndez; el ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres; el jefe del Ceofanb, Vladimir Padrino López; El ministro del Deporte y Juventud, Antonio Álvarez; el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Darío Vivas; entre otros.

Calificó como un "hecho singular" el asesinato de Robert Serra, y apuntó que "desde el momento que sucedió teníamos certeza de quiénes eran sus asesinos" y que el pasar de estos días "lo que ha hecho es aclarar el panorama hora tras hora".

"Tenemos la identificación de los asesinos, del móvil y con mucha claridad ir apuntando a quiénes fueron sus autores intelectuales", declaró Maduro al tiempo que dijo que indicó que se capturarán a esos autores intelectuales estén dentro o fuera del país.

Previo al video con la grabación hecha desde la casa de Serra el día del crimen, el mandatario mostró a la opinión pública otro video en el que se establecen, según el gobierno, vinculaciones entre Álvaro Uribe Vélez, Lorent Saleh, Carlos Berrizbetia y Leopoldo López, como los responsables de las protestas de febrero y también posibles vinculados en los asesinatos no solo de Robert Serra sino también de Eliécer Otaiza.

Del crimen de Otaiza tambien dijo que "estamos detrás de la pieza clave del crimen de Otaiza, ojalá exista".

El Presidente recalcó que todos estos hechos lo que buscan es la conmoción nacional y generar violencia en el país e indicó que lo que se esperaba lograr pero el gobierno "ha disipado" es una serie de "golpes continuos" entre los que señaló el intento de asesinato el sábado 4 de octubre del presidente de la Asamblea Nacional y primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello y el intento de atentado contra la vida del ministro de Educación Héctor Rodríguez el pasado 1 de octubre.
Cort. El Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada