viernes, 17 de octubre de 2014

Viaje a la pesadilla

Autoridades de salud monitorean a pasajero con riesgo de Ébola. Una empleada del Hospital Presbiteriano de Texas, que estuvo en contacto con muestras de orina de víctima de ébola, salió del país en viaje de crucero, y el Centro de Control de Enfermedades de EEUU advirtió a los médicos del barco

Las autoridades sanitarias de Estados Unidosuen de cerca a una empleada del Hospital Presbiteriano de Salud, en Texas, que se encargó de realizar las muestras de orina a Thomas Duncan, primera víctima mortal de ébola en Estados Unidos.

La empleada, todavía no identificada por las autoridades, salió del país en un viaje vacacional en crucero, justo luego de la muerte de Duncan.

Aunque la mujer no tenía contacto directo con el paciente de ébola, manipuló sus muestras de orina, lo que la ha puesto en la mira de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), que ya se comunicaron tanto con el empleado de salud, como con el capitán del barco en el que éste viaja.

"El empleado ha seguido las indicaciones de auto-monitoreo, incluyendo controles diarios de temperatura, hasta el momento no ha tenido fiebre o demostrado ningún síntoma de enfermedad. Han pasado 19 días desde que el pasajero pudo haber manipulado las muestras de fluidos del paciente fallecido", explicó el CDC por medio de un comunicado.

La línea de cruceros ha apoyado activamente los esfuerzos del CDC para establecer contacto con el pasajero, mientras que el médico del barco confirmó el buen estado de salud del especialista.

Tras este examen, la empleada del hospital y compañero de ruta se han mantenido voluntariamente aislado en una cabina.

“Estamos trabajando con la línea de cruceros para llevar con seguridad de vuelta a Estados Unidos a esta persona”, concluyó el CDC.
Cort. TalCualDigital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada