viernes, 17 de octubre de 2014

No politicen el crimen

MUD exige una nueva investigación de la muerte del diputado, Robert Serra, sin sesgos de ninguna naturaleza. Delsa Solórzano afirmó que la violencia política ha sido promovida por el oficialismo. Invitan a marchar desde Los Cortijos hasta Petare contra la "masiva impunidad"

YOSSELYN TORRES/TalCualDigital
Aunque todo indica que los asesinatos del diputado Robert Serra y de su asistente, María Herrera, no tienen vínculos con la política. El presidente de la República, Nicolás Maduro, insiste en achacar esas muertes a la oposición venezolana. Ayer Delsa Solórzano fue la vocera de la rueda de prensa de la Mesa de la Unidad, en la que demandó una nueva investigación. Exige que "no esté condicionada por ningún interés partidista o gubernamental".

La diputada del Parlatino y vicepresidenta de Un Nuevo Tiempo dijo que esas declaraciones dadas por Maduro la noche del miércoles son irreales. "Es inaceptable que jefes políticos que antes de iniciar la investigación estaban emitiendo juicios de valor y señalando culpables aparezcan como voceros del caso. El país necesita, quiere y exige la verdad y no una versión que cuadre con el guión que pretende imponer el Gobierno", dijo Solórzano leyendo un comunicado.

La Unidad condenó el "horrendo crimen y el clima de violencia que enmarca ese hecho", así como la "masiva impunidad que sirve de cobijo y estímulo a los violentos".

Los partidos de oposición piden al oficialismo deslindarse de la violencia. "Promover o consentir, como hasta ahora ha hecho, la existencia de grupos armados irregulares mal llamados colectivos, ha llevado al país a los lamentables extremos que los ciudadanos hemos podido presenciar en días recientes", manifiestan.

NO DAN EL EJEMPLO 
Ven ilógico hablar de desarme, movimientos por la paz y cultura de paz mientras se tolera la actuación de estos grupos "cuya existencia viola la Constitución". Por eso la MUD plantea al desarme verificable de los "colectivos", con la participación de organismos nacionales e internacionales.

También reclama el desmantelamiento de las redes que "los han dotado de armas, logística e impunidad; es una necesidad nacional y un reclamo concreto del pueblo que está harto de la violencia, de la crispación y la confrontación estéril".

Además se solidariza con los centenares de miles de familias venezolanas que han sufrido la pérdida de un ser querido a manos del hampa impune. En rechazo a la violencia, la MUD invita a la Caminata por la Paz que partirá este sábado 18 de octubre a las 10 de la mañana desde Los Cortijos hasta Petare en horas del mediodía, donde se desarrollará una gran asamblea.

En esa asamblea se abordará la falta de medicinas y alimentos, el alto costo de la vida, el terrorismo laboral, la persecución política, pues "son distintas expresiones de la violencia contra el pueblo". Solórzano dijo que los venezolanos tienen el derecho de ir a la calle a demandar su derecho a vivir en paz, en democracia, con progreso y libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada